(571) 284 7171 - info@alianzaeducativa.edu.co Cll. 16 No. 6 - 66 Torre 1 Piso 9. Bogotá DIAN/ESAL
Camilo Ramírez Prieto: más allá de lo académico

Camilo Ramírez Prieto: más allá de lo académico

Camilo Ramírez Prieto, docente de inglés del Colegio Argelia, reflexiona sobre su carrera en el ámbito educativo, concluyendo que ser docente implica ir más allá de lo que se aprende en la universidad.  Ganarse la confianza y el respeto de los estudiantes y apropiarse de la labor de formarlos como personas integrales, hace parte de la labor del maestro y se perfecciona con la experiencia.

“Inicialmente cuando uno se mete de docente uno piensa que es solamente enseñarle cosas a los chicos, pero no cree que la formación integral y en valores es su responsabilidad. Sin embargo, desde mi primer día en el aula empecé a ver que hay que enseñarles ciertas normas, como saludar. Hoy en día busco trabajar no solo la parte académica, sino también los valores y la responsabilidad, claves para formar buenas personas”, comenta Camilo.

Sin embargo, para poder formar buenas personas hace falta construir una relación de confianza y respeto con los estudiantes. Para Camilo, el mayor desafío es “llegarle a los estudiantes, porque te están midiendo en todo momento y eso es difícil”. La capacidad de generar empatía con cualquier estudiante, es algo que solo se puede desarrollar a través de la experiencia.

Profe Camilo Ramírez Prieto y sus estudiantes.

Camilo inició su carrera como docente hace 8 años, enseñando en transición y primer grado. Desde entonces, ha pasado por todos los grados de primaria y hoy en día es docente de 8º a 10º grado. Las diversas edades de sus estudiantes lo han expuesto a las distintas circunstancias que enfrentan en su proceso de crecimiento. Esto le ha permitido desarrollar habilidades de gestión de aula que se ajustan a las necesidades que se presentan en una institución educativa.

A pesar de su experiencia con estudiantes de distintas edades, Camilo resalta que no siempre es fácil generar empatía con todos ellos. Él habla de dos estudiantes que lo desafiaron a ser creativo y lo obligaron a aprender: un estudiante de 2º grado con capacidades excepcionales y una estudiante de 3º con necesidades especiales de aprendizaje. Ambos casos requirieron trabajar con la familia para identificar los desafíos que enfrentaban y cómo incentivarlos de manera adecuada. Camilo cree que esto representa un reto más allá de lo académico: “conseguir un ambiente de aula agradable para estos estudiantes fue complejo, a medida que se desarrolló una relación interpersonal empezó a ser más fácil”.

Profe Camilo Ramírez Prieto y sus estudiantes.

 

Para generar interés en un estudiante no existe una fórmula, pero se facilita con la experiencia. Camilo cree que esto se logra a través de la “reflexión constante para mejorar la práctica docente”. Sólo así, se pueden identificar y mejorar estrategias para enfrentar situaciones que suceden en el aula.

Hoy, tras haber pasado por múltiples instituciones educativas y haber sido expuesto a distintos modelos pedagógicos, administrativos y de gestión escolar, Camilo es consciente que un buen docente no es el único ingrediente para conseguir buenos resultados académicos o formar buenos seres humanos. Por eso, él contempla hacer una maestría en gerencia educativa con el objetivo de “entender lo que involucra la gestión escolar” y así, completar la imagen de lo que se necesita para ofrecer una educación de calidad.

 

Deja un comentario

Cerrar menú